martes, 26 de octubre de 2010


Supongo que no puedo hacer mucho. Los días pasan lento y mi mente sigue funcionando a mil por hora, deseando que el tiempo me acompañara. Pero hay cosas que no suceden. Sigo esperando que mis giros inconstantes sean más decisivos, que mi inestabilidad se calme un poco, y no entiendo por qué nada de lo que me pasa me alivia. Las cosas van bien, no hay problemas, no hay peleas, todo sigue fucsia por este camino, y sin embargo el vacío en mi pecho sigue intacto.
Sigue doliendo las cosas que no están, que no tengo y no pareciera que voy a tener. Me siento sola, perdida y sin abrigo. El frío que recorre todo mi cuerpo es incesante, se estaciona en mi cabeza y me congela el alma. Me siento patética, lo tengo todo y no quiero nada, quiero un poco de mí, para alguien. No sé qué me pasa, no sé qué espero. Solo sé que necesito un abrazo, unas caricias en el pelo y que me dejes llorar en tu hombro. Alguien, quiero un poquito de fuerza, sentirme un poco querida.

1 comentario:

  1. Aguantá, Maki. Y cuando no puedas aguantar más, llamame. ;)

    ResponderEliminar

Forget it.

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Infringement Search Tool